Un buen triunfo

Talleres derrotó 3 - 1 a Sacachispas jugando como local en el Templo y a puertas cerradas, en un partido en el que arrancó abajo en el marcador desde los cinco minutos del primer tiempo, y sin haber jugado bien en la primera mitad, lo empató para luego encontrar el camino hacia la victoria de la mano del goleador del campeonato Gastón Corado, cuando el rival jugaba con uno menos. Un buen triunfo para recuperar la senda de la victoria luego de haber caído ante San Miguel, y quedar a tiro del nuevo puntero Argentino de Quilmes.

vs Sacachispas 7 2015 114

Yoel Arce y Mariano Romero abrazan al goleador Gastón Corado, tras haber marcado el segundo gol.


Talleres venció como local 3 – 1 a Sacachispas y el triunfo Tallarín resultó fundamental para recuperar el tren de la victoria, y sumar de a tres unidades, y quedar así a tiro de los de arriba, cuando restan ciento treinta y cinco minutos, para completar el primer cuarto de torneo.

La tarde comenzaba con complicaciones para los de Cristian Aldirico. A la ausencia del público Albirrojo, y la pálida imagen que se observaba en los alrededores del campo de juego en el Templo de Escalada, se le sumó la primera llegada de Sacachispas, en el amanecer del partido, que derivó en una infracción y posterior penal canjeado por gol. El arquero Alejandro Granero tumbó en el área a Fernando Lavalle, luego que éste se le escurriera en la marca a José Banegas, y el árbitro Fernando Velarde, marcó penal. Alejandro Ayala, el veterano goleador Lila, lo convirtió en gol, y Sacachispas ganaba 1 – 0 a los cinco minutos de partido.

Durante la primera media hora de juego, Talleres mostró sus intenciones de siempre; ser prolijo en el trato con la pelota; y  ordenando su estructura de juego en la mitad de la cancha, aunque volvió a carecer de profundidad y cambio de ritmo, para sorprender a un rival, que ya se había metido atrás. Recién sobre la media hora de juego, Marcos Giménez comprometió al arquero Darío Caviglia, con un remate desde afuera, que el guardameta Lila supo cómo resolver.

A los treinta y ocho minutos, llegaría el empate de Talleres. Tras la ejecución de un tiro de esquina desde la derecha, el árbitro Fernando Velarde advirtió como Gastón Schmid,t lo tomó en el área a Mariano Romero y lo derrumbó; inmediatamente sancionó el penal de la compensación. El mismísimo Mariano Romero, se hizo dueño de la pelota, y no tardó en canjear la pena máxima por gol. Talleres igualaba 1 – 1, y el resultado parecía tener aroma a justicia, aunque el local sabía bien que a pesar de su esfuerzo por tener la pelota, no había alcanzado a lastimar al rival de otra forma que no sea con ese disparo, desde los doce pasos.

En el complemento, el equipo de Escalada fue más dinámico, agresivo y punzante.  Y Sacachispas, deliberadamente, mantuvo su estrategia para replegarse atrás, y sostener el empate, hasta donde pudiese. Y en ese juego de elecciones, terminó imponiéndose Talleres, por su vocación ofensiva.

El elenco de Cristian Aldirico manejó el territorio y la pelota a su antojo; y sobre los veintiun minutos del segundo tiempo, la expulsión de Fernando Lavalle por agresión verbal a juez, complicó demasiado las posibilidades de Sacachispas en ataque.

Con once hombres -uno más que el rival-, Talleres hizo valer esa superioridad y Gastón Corado se encargó de devolverle la tranquilidad a todo el pueblo de Escalada. Con una definición propia de un delantero de “Serie A”, hamacó su cuerpo, eligió ángulo para definir, y selló con diestra un remate bárbaro, que se transformó en el segundo gol. Golazo, en veinticinco minutos. Y el resultado era justo.

Sin embargo, Talleres sufrió más de la cuenta. Porque poco después del gol, un remate desde afuera de Lucio Cereseto, que había ingresado en el segundo tiempo, pegó en el palo y de milagro, no se transformó en el empate de la visita.

No obstante, y luego de haber desperdiciado un poker de ataques con superioridad numérica, en la ecuación entre atacantes y defensores a favor de Talleres, llegó el tercer gol aliviador. Yoel Arce, protagonizó una jugada que no supo transformar en gol, y casi cuando se terminaba la cancha, Jonathan Recchia remontó la pelota, la luchó hasta el último centímetro del campo, y tras dejar a un oponente en el camino, conquistó con una preciosa definición, el tercer gol del Tallarín.

Buena victoria que sirve para acercarse a Argentino de Quilmes, de quien quedó a tres unidades, y  los restantes puestos de vanguardia de torneo, dejando una imagen positiva que además, lo coloca como uno de los cuatro equipos con mayor cantidad de goles a favor del torneo (doce tantos). A pesar de no haberlo visto jugar en su casa, el Templo, el hincha de Talleres esbozó una sonrisa por el triunfo obtenido. 


SÍNTESIS: 

TALLERES 3 

Alejandro Granero; César Borda, Enzo Baglivo, José Banegas, Sebastián Prieto; Martín Civit (45’ Jonathan Recchia), Emanuel Ibañez, Luis Funes (68’ Yoel Arce), Marcos Giménez; Gastón Corado y Mariano Romero (86’ Eduardo Berón). 

Suplentes: Lucas Zeiden, Eloy Pereyra, Matías De León y Leonado Ruíz Díaz. 

DT: Cristian Aldirico. 

SACACHISPAS 1 

Darío Caviglia; Marcelo Paccor, Carlos Arancibia, Federico Bonnasies y Gastón Schmidt; Brian Mendoza, Franco Benítez (68’ Fernando Screpis), Alejandro Orfila y Mariano Lutzky (75’ Rubén Benítez); Fernando Lavalle; Alejandro Ayala (68’ Lucio Cereseto). 

Suplentes: Hugo Acevedo, Diego Torres, Jonathan Romero y José Luis Díaz.             

DT: Walter Ruiz. 

Goles: 5’ Alejandro Ayala -penal- (S);38’ Mariano Romero -penal- (T), 70’ Gastón Corado (T) y 92’ Jonathan Recchia (T). 

Amonestados: Sebastián Prieto (T); Gastón Schmidt, Darío Caviglia y Marcelo Paccor (S). 

Expulsado: 66’ Fernando Lavelle (S). 

Árbitro: Fernando Velarde (Bien). 

Asistentes: Mauro Ramos Errasti y Facundo Nosach. 

Estadio: Talleres (Excelente). 

Público: 60 personas aproximadamente. 

Recaudación: Se jugó a puertas cerradas.


vs Sacachispas 7 2015 83

Mariano Romero, autor del primer gol, maniobra con la pelota.

vs Sacachispas 7 2015 123

Jonathan Recchia define y celebra su gol, luego de guapear con la pelota.