92 años del Ascenso a Primera

Talleres celebra este 22 de Noviembre sus 92 años del primer y hasta aquí, único ascenso a Primera División, tras vencer 1 – 0 a San Telmo, con gol del legendario Carlos González, en el Viejo Gasómetro. Frecuencia Albirroja quiere rendirle homenaje a aquellas glorias del equipo Albirrojo de 1925, que conquistaron el máximo logro para la institución de Remedios de Escalada, a través de este hermoso capítulo especial recordatorio. *Por Fernando Gabriel Cirigliano.

Ascenso Talleres 1925 1

 Archivo. Foto Revista el Gráfico (Gentileza Socio Vitalicio Daniel García). Ejemplar del 25/11/25.


“... Y la tercera fue la vencida”

Siempre nos costó más de la cuenta. Desde los albores de nuestra existencia, siempre necesitamos “una vuelta más” para conseguir los objetivos. Para disfrutar, primero tenemos que sufrir.

El acontecimiento deportivo más importante de nuestra historia como Club; el glorioso ascenso de nuestro primer equipo de fútbol a la primera división el 22 de Noviembre de 1925, no estuvo ajeno a lo que señalo anteriormente, sino que, debimos soportar dos finales perdidas para poder disfrutar de las mieles de la gloria y el éxito.

Veinte años después, en un reportaje que le concedió a la revista Talleres, Siempre Adelante, Enrique “El Gaucho” Serramia, baluarte defensivo del Albirrojo de aquellos años gloriosos, resaltaba  “...Fuimos a tres finales. Las dos primeras las perdimos por el mínimo score, dando por tierra nuestras ilusiones. Francamente nos sentíamos amargados y casi descorazonados, pero a pesar de estos malos antecedentes, llegamos a la tercer final, sabiendo que era la última tabla de salvación de nuestra esperanza, así, poseídos de una fe inquebrantable y seguros del poderío del equipo, llegó la justicia, lo que habíamos adquirido por derecho: El ascenso de mi querido Talleres a Primera División...”.

En 1923, jugando para el torneo de Intermedia que organizaba la Asociación Argentina Amateur, Talleres se clasifica Campeón de Zona, jugó 14 partidos, gano 11, empato 2 y perdió 1; convirtió 34 tantos y su valla fue vencida en 8 ocasiones, obteniendo el derecho de disputar la final por el ascenso frente a Liberal Argentino. El partido, se desarrolló en la cancha de Racing el 27 de enero de 1924, terminando en igualdad 1 - 1; Galíndez marco el gol del Albirrojo. Este resultado obligó a un partido desempate, el cual se disputó, también en la cancha de Racing, el 3 de febrero de 1924, siendo derrotado esta vez por 1 - 0 y perdiendo la primera chance para ascender. En el partido final Talleres alistó así: Panera; Ferracutti y Moneta; Nai Foyno, Pedroni y Serramía; García Bianchi, Viegas, Galíndez, Cuneo y González.

En 1924, también efectúa una campaña excelente, manteniendo la base del equipo del año anterior, llegando también a disputar la final por el ascenso, en el estadio de San Lorenzo de Almagro, jugando frente a Excursionistas, perdiendo 2 - 1, desechando la segunda oportunidad para ascender a Primera División. Esa tarde Talleres formó: Devoto; Ferracutti y Moneta; Ferrari, Iturrioz y Serramía; Noe, Viegas, Galíndez, Minondo y Tabia.

Pero estos muchachos que tenían los colores rojo y blanco pintados en su piel, resurgieron de sus propias cenizas, solidificaron sus ímpetus para conseguir el ascenso, regeneraron sus lágrimas, y se juramentaron allí, en lo de Asprea, que “la tercera será la vencida”. Y lo fué.

La campaña del Talleres en 1925, no pudo haber sido mejor: 18 partidos jugados, 14 partidos ganados, 4 empates; invictos, con 32 puntos; convirtió 29 goles y sólo recibió 4 goles en contra.

De esta manera, llegó la posibilidad de jugar una nueva final, la tercera consecutiva, en este caso, frente a San Telmo, otro equipo que había tenido un torneo formidable.

La cita, el domingo 22 de Noviembre  de 1925, en el “Gasómetro”, el viejo estadio de San Lorenzo de Almagro, a las 16.00 horas.

Cita el diario LA NACIÓN en la crónica del partido la influencia y la repercusión de este cotejo a sabiendas que se trataba de dos equipos siempre protagonistas y que generaron una expectativa muy importante “...Tan notorios meritos y ponderables antecedentes influyeron, sin dudas, en gran parte para que la final en que debían dirimir supremacías ambos cuadros, se viera auspiciada por el concurso alentador de varios miles de espectadores, que desde temprano tomaron ubicación en la cancha de San Lorenzo de Almagro. La concurrencia fue tan crecida que antes de la hora señalada para el match, se suspendió la venta de boletos, quedando en la calle una gran cantidad de personas...”.

Por otro lado, el diario CRITICA de aquel día toma partido por la repercusión del cotejo “...Los más entusiastas llegaron a pagar hasta triple del valor fijado, las entradas de $ 0.50 se vendían a $ 1.50 y las de $ 1.00 se cotizan a $ 2.50, por lo que los revendedores se hacían su Agosto. Asimismo, quedo mucho público fuera, sobre los postes de telégrafos y también sobre azoteas de casa linderas a la cancha. Este detalle acusa la expectativa justificada que había logrado el partido...”.

Luego de disputarse el partido preliminar por la semifinal de segunda división entre Perlas del Plata e Independiente, que finalizo 1 - 1, hizo su aparición en el field el primer equipo de Talleres, donde fue recibido por aplausos unánimes, ya que la gran mayoría lo tenía como favorito y minutos después, ingresó el team de San Telmo. Juan Perinetti, capitán de Talleres, ganó el sorteo y decidió jugar con viento a favor y sol en contra, eligiendo la valla que mira hacia el oeste.

Cuenta el cronista del diario La Nación, “...A la hora prefijada el referee, Ángel Guassone, dejó oír su silbato dando por iniciado el partido correspondiendo a Fourcade, de San Telmo dar el puntapié inicial...”, y describe también“...desde el inicio San Telmo actuó con mucho entusiasmo y pleno entendimiento entre sus forwards que no dejaron de inquietar en varias ocasiones la valla de Talleres, es por ello, que un ataque iniciado por Bergamini, por el ala derecha envió un centro solicitado por Canada lo que suscitó la intervención Ravizza (back de Talleres), quien llamado a actuar obtuvo , por su hábil quite, amplios aplausos....a los quince minutos Serramía, al detener una corrida de Repetto, sufrió una colisión que le produjo un ligero desvanecimiento. El presidente de Talleres,  Sr. Lainati, que presenciaba el partido desde el interior de la cancha, quiso agredir al jugador de San Telmo, por lo cual, se le expulsó del interior del field...”.

Comenta: “...Los avances de uno y otro cuadro dieron margen a intervenciones ponderables de los respectivos zagueros y en este sentido, llamo la atención que una corrida de Canadá (centrofoward de San Telmo) en combinación con Liporace terminó con un recio tiro al arco de Talleres, lo cual hizo que Devoto (arquero de Talleres) detuviera la pelota con todo arrojo. Talleres actuó durante buena parte del primer periodo algo cohibido y sus ataques al área rival no llegaron a constituir un peligro serio. Se llevaban jugados 35 minutos cuando González (centrofoward de Talleres) tuvo su primera intervención con peligro cuando desde larga distancia, envió un tiro al arco de San Telmo, que por escaso margen no consiguió su objetivo...”.

“...A esta altura Talleres dio señales de reacción en su línea delantera y un centro de Perinetti es cabeceado por Lopez, dejo entrever la posibilidad del gol. Aunque San Telmo contestó a los 40 minutos, Bergamini logró destacase por su wing y en el momento oportuno tiro al arco de Talleres. La potencialidad del shot  y la certera dirección que llevaba la pelota dieron la impresión de que el tanto se produciría; Empero, Devoto, con encomiable arrojo evitó la caída de su valla concediendo un corner...”. Así culminó la primera parte con 0 - 0, donde Talleres no encontró los espacios para hacer valer su juego y San Telmo, con un juego rápido por las puntas, pudo poner en aprietos a la defensa de rojiblanca, que tuvo en su arquero, Devoto, la figura.

“...Talleres, cuya defensa había jugado a gran altura, acuso un mayor espíritu ofensivo desde que se reanudó el juego, por lo que el match adquirió más brillo desde el comienzo, ya a los tres minutos una arremetida de González fue conjurada con el zaguero Somon en gran forma lo que le valió justicieros aplausos. A renglón seguido, Devoto debió emplearse a fondo para evitar una peligrosísima arremetida que le llevó sucesivamente  Fourcade, Repetto y Canadá...”.

“...La reacción de los delanteros de Talleres se hizo ostensible en forma tal que a los seis minutos se produjo el tanto de la victoria. En efecto, Artigas en posesión de la pelota corrió breve trecho con ella y obstaculizado por Power, la cedió a Perinetti quien avanzó hasta la línea de toque y la envió al centro; Carlos González, alcanzó a interceptarla y sin pérdida de tiempo shoteó rectamente al arco de San Telmo, restando posibilidad de reacción al arquero Romero. Gol de Talleres, 1 a 0 .El entusiasmo de los favoritos de Talleres no tuvo limites y las aclamaciones al cuadro se expresaron cuando el referee Guassone, dejó oír su silbato poniendo terminó a la lucha los partidarios de Talleres invadieron la cancha en afán de congratular a los componentes de su equipo que habían logrado el ansiado ascenso a la categoría superior. Mientras el capitán de San Telmo dio una nota simpática al estrechar la mano de Juan Perinetti, capitán del team vencedor, para felicitarlo por el triunfo, algo que el publico acompaño con un fervoroso aplauso...”.

Imagino la explosión de júbilo de un pueblo reunido en el bar de Asprea, cuando con apenas un minuto de diferencia, y a través de esa impresionante cobertura telefónica, casi radial, decía: ¡Talleres Campeón! ¡Talleres a Primera División! Y fue la tercera, la vencida. Solamente le hago ejercitar su sueño más deseado y lo trasladé a estos tiempos. Me  pregunto y le pregunto: ¿Que pasaría por estos  años si un acontecimiento como este sucediera en realidad? La respuesta, búsquela en su corazón.

Así fue, a las 20 horas del Domingo 22 de Noviembre, partió hacia el field de Talleres, una compacta manifestación, la que era encabezada por una banda de música, y a los acordes de alegres marchas tomaron por las calles, Pavón, G. Rodriguez, Sarratea, Rauch, Manuel Castro, Lisandro Méndez, hasta la cancha. La casilla había sido profusamente iluminada lo cual le daba un aspecto interesante para la época, ya que luego de ubicarse, los manifestantes saludaron a los campeones con una fiesta campestre.

De esta manera, les rendimos el más sincero homenaje a los gladiadores del ´25. Nuestro querido Talleres, jugó a partir de la temporada siguiente en Primera División. ¡Salud!

La tercera fue la vencida. ¡CAMPEONES!


SINTESIS:

TALLERES 1

Luis Devoto; Carlos Pedroni y José Ravizza; Olegario Viegas, José Moneta y Enrique Serramía; Ricardo García Bianchi, Adolfo López, Carlos González, Diego Artigas y Juan Perinetti (Capitán).

SAN TELMO 0

Romero; Somon y Nouche (Capitán); Scarpatto, Power y  Perez; Bergamini, Repetto, Fourcade, Canada Y Leporace.

Gol: 6 ST Carlos Gónzalez (T).

Arbitro: Ángel Guassonne.

Recaudación: 9.400 pesos.   


 

Ascenso Talleres 1925 2

Archivo Revista El Gráfico (25-11-1925). Los testimonios gráficos de la epopeya Albirroja.

 

 

Tarjetero Talleres

Tabla de posiciones 1° B 2018/19

Equipo
Jugados Puntos
1 Estudiantes 19 40
2 Barracas Central 18 39
3 Atlanta 18 35
4 Acassuso 19 35
5 Dep. Riestra 16 30
6 All Boys 18 28
7 UAI - Urquiza 18 26
8 Tristan Suarez 18 25
9 Def. Unidos 19 25
10 Almirante Brown 18 24
11 Colegiales 18 22
12 J. J. Urquiza 19 21
13 Flandria 18 20
14 San Telmo 19 20
15 Fenix 19 19
16 Sacachispas 18 19
17 San Miguel 18 15
18 Comunicaciones 17 15
19 Talleres 18 14
20 Dep. Español 19 14